martes, 17 de junio de 2008

EL DESIERTO DE TABERNAS


La rambla, que surcaba el espacio a su derecha, se abría entre el paisaje telúrico y abrasador como una brecha en mitad del desierto. Los taludes verticales, como orillas que mostraban un perfil infinito a la rambla, conformaban una serie de barrancos abruptos que conferían una majestuosidad sin igual a aquel entorno. La carretera, con su alfombra de alquitrán, era una mancha triste en el contexto árido del desierto que parecía ignorar la presencia alguna de vida.

La Clave de Prometeo (Ed. Grafema, 2005)

14 comentarios:

Auro dijo...

Buena descripción, amigo Prometeo. Yo, almeriense de nacimiento, nunca he visto nada triste en ese desierto, será la suerte de quien cree conocer el camino que pisa hasta que tropieza con una piedra que nunca vio. Eso sí, lo curioso es que aunque nunca lo he mirado con detenimiento a través de la ventanilla lo sepa reconocer en las películas de Leone.
Un beso

José Antonio Garrido dijo...

Auro, lo triste no es el paisaje sino los ojos que lo miran.

Por cierto, películas de Leone, sí, pero también de Steven Spielberg, Alex de la Iglesia, Mankiewicz y otros muchos.

Un beso

ana dijo...

Porque estoy dentro y fuera en lo mirado, que dice un verso de Mariano Brull.
Tienes razón, es muy serio. Y a mi la vida me lo parece, pero como te he dicho en mi blog los machos alfas humanos me hacen gracia, como estructura de poder.Leeré el enlace ¿tú crees que las chimpances disfrutan?¿O simplemente es nuestro antropomorfismo? ¿Asegurar los mecanismos de la especie? No sé, no sé.

ana dijo...

y mil gracias por considerarme pertinente para la visita.hermoso.

José Antonio Garrido dijo...

Ana, gracias por pasear por aquí.

Claro que creo que las chimpancés disfrutan. La naturaleza ha ideado dos mecanismos que gobiernan el instinto de todo bicho viviente con sistema nervioso. Uno es el dolor y otro es el placer. En última instancia, todo lo que un animal hace o deja de hacer va conducido a la búsqueda del placer y el alejamiento del dolor. El altruismo o el masoquismo son desviaciones que, en principio y con ciertos matices, sólo se presenta en nuestra especie.

Y claro que te considero pertinente. Me gusta tu blog. Un beso.

ana dijo...

No niego (y quién me diría a mí que iba a discutir) yo que las señoras de la orden primate disfruten, pero aplicar esquemas freudianos (eros o thanatos) a nuestras amigas...
Bueno, Eros es más, que dice JAGI.
Un beso.

ana dijo...

¡ah¡
y la chanza es respecto a los humanos (machos alfa) que no respecto a nuestras amigas y amigos chimpancé.

José Antonio Garrido dijo...

Ana, no se trata de aplicar esquemas freudianos. Se trata, sencillamente, de una cuestión de instinto. Si un animal reconoce una experiencia como placentera, intentará volver a repetirla, mientras que la evitará si le resultó dolorosa.

Y ya suponía que lo de la chanza era por los alfa de discoteca, los alfa de piscina y demás alfas. Pero entendí el video de "El hombre y la Tierra" y la referencia a los chimpancés como una invitación -no necesariamente voluntaria- a hablar del comportamiento animal.

ana dijo...

invitado estás siempre y agradecidos nosotros de escucharte, aquí o en cualquier otro lugar.
un besote.

Anónimo dijo...

¡¡¡¡¡describenos que sentiste cuando iker paró el segundo penalti!!!!!

José Antonio Garrido dijo...

Amigo anónimo, sentí algo parecido a cuando Mijatovic recogió aquel rechace del pepinazo de RCarlos y levantó el balón por encima del portero de la Juve. Pero creo que aún hay margen para sensaciones mayores. Todavía me queda repetir la sensación de cuando Zidane engachó aquella volea a centro de RCarlos contra el Leverkusen y el aguanís de Raúl al Vasco de Gama tras pase de Seedorf. A ver si se repite...

Cheap Cialis dijo...

Es un tema muy interesante lo disfrute mucho es muy diferente y claro.

Generic Viagra Online dijo...

Es un sitio muy interesante me gustaria conocer mas de estos desiertos.

Viagra Online dijo...

Excelente informacion yo siempre e tenido muchas dudas alrededor de los desiertos y es por eso que me gusto tanto su blog